Las mejores cafeteras express de 2021 – comparativa y guía

Cuáles son las mejores cafeteras express

Muchas y muchos no podemos empezar el día sin nuestro café por la mañana, si estás de acuerdo estás en la página correcta.

mejores cafeteras

Un buen café te despeja por la mañana, de ahí que lo busquemos nada más despertar, nos pone en marcha y además está delicioso.

Si la cafetera no tiene la calidad suficiente terminarás bajando a la cafetería de la esquina a por un buen café. La suerte es que una buena cafetera express cada vez tiene un precio más accesible para que en cada casa haya una, ahorrando tiempo y dinero y tomando el buen café en la comodidad de nuestra casa, cuando viene visita o la familia.

La idea de una buena máquina de café es que te quite la pereza de prepararlo y que se limpie fácil, en una buena cafetera express, por ejemplo puedes elegir el tipo de café que te guste y de la marca que te gusta y por otro lado, las cafeteras de capsulas que últimamente se han puesto muy de moda, tienes que elegir las capsulas que hace el fabricante, la elección siempre es tuya claro.

La cafetera express y la cafetera de capsulas preparan el café de la misma manera.

mejores-cafeteras.online

Con esta guía podrás escoger tu máquina de café expreso en menos tiempo de lo que tardarás en explotar las burbujas de su embalaje.

Las mejores cafeteras express sin cápsulas

1. DeLonghi Magnifica

La cafetera a presión para baristas exigentes con poco tiempo.
Cápsulas: no

Medidas: 23x43x35 cm

Depósito: 1,8 L

Tazas: 2


¿Quieres más ventajas?

  • Incorpora un sistema automático de limpieza, que hace que la máquina se enjuague cada vez que se enciende y se apaga.
  • Además, te avisará cuando sea necesario hacer una descalcificación manual (el plazo dependerá del uso que le des a la cafetera).

Siguiendo con la limpieza, dos detalles importantes: el depósito de agua es extraíble, y también lo es la bandeja de goteo.

En resumen, la DeLonghi Magnífica está a la altura de cualquier cafetería de renombre. ¡Tus amigos querrán ir a tu casa a tomar el café!

Pros

  • Puedes ajustar el molinillo automático para moler hasta el gusto.
  • La doble tolva para grano y molido, genial ara descafeinados.
  • Entra perfectamente tanto tazas como vasos grandes.
  • El coste por café es más que por capsulas
  • Eliges la calidad de tu café

Contras

  • El precio, las cafeteras express no son baratas, pero si mejores.
  • El tamaño, necesitarás sitio para colocarla

2. Solac CA4810

Para sibaritas prácticos que quieren un café personalizado.
Cápsulas: no

Medidas: 42,8 x 37,2 x 23 cm

Depósito: 1,2 L

Tazas: 1

Con sus avisadores de luces LED, sabrás cuándo debes realizar su mantenimiento.

Para terminar, nos ha parecido interesante su sistema de ahorro de energía con apagado automático que puedes programar a la hora que más te convenga.

La Solac es una cafetera exprés que te permitirá preparar el café a tu gusto de forma práctica, rápida y personalizándolo al máximo.

Pros

  • Personaliza tu café a tu gusto.
  • Preparación muy rápida.
  • Incluye autolimpieza
  • Viene con su kit de mantenimiento
  • Intensifica el sabor de tu café

Contras

  • Solo admite café en grano
  • El deposito no es grande
  • Para una sola taza

3. Cecotec Power Expresso

Sencilla, funcional y eficiente: una cafetera express de las de toda la vida.
Cápsulas: no

Medidas: 26x32x32 cm

Depósito: 1,2 L

Tazas: 2

Otro detalle: aunque se usa con café molido (no incluye un molinillo interior, como habrás deducido por su precio), también es compatible con monodosis, con lo que multiplica su funcionalidad.

La Cecotec Power Expresso es una estupenda opción para iniciarse como barista sin arriesgar tu presupuesto mensual.

Pros

  • Buena relación calidad precio.
  • Fácil de usar
  • Se limpia muy rápido y sencillo
  • Puedes preparar dos tazas a la vez

Contras

  • Es bastante grande, haz espacio
  • No tiene paro automático

4. Solac CE4480

Sencilla, funcional y eficiente: una cafetera express de las de toda la vida.
Cápsulas: no

Medidas: 26x32x32 cm

Depósito: 1,2 L

Tazas: 2

El espacio entre el surtidor y la bandeja es bastante amplio, lo que permite usar tazas o vasos de mayor tamaño que un café solo.

Con todas estas prestaciones, la Solac CE4480 es una opción económica para un resultado más que aceptable.

Pros

  • Buen precio.
  • Materiales resistentes.
  • Es compacta, no necesitarás mucho espacio.
  • Se apaga sola después de un rato de inactividad.
  • Fácil de limpiar.
  • Mantenimiento muy sencillo

Contras

  • El tubo del vaporizador es un poco rígido
  • Podría ser más silenciosa

Las mejores cafeteras de cápsulas

1. Bosch Tassimo Vivy2

Una pequeña cafetera de cápsulas Tassimo que cumple grandes expectativas.
Cápsulas: Tassimo

Medidas: 16x31x25 cm

Depósito: 0,7 L

Tazas: 1

El soporte para el recipiente de la Bosch Tassimo Vivy2 es regulable en altura, así que puedes usar tu taza preferida sin tener que hacer malabares para evitar que se te caiga el café al sacarlo de la base.

Pros

  • Es pequeña, ideal para cualquier espacio
  • Su precio, es económico, pero buena
  • Se detienes sola cuando termina el café
  • Prepara diferentes bebidas además de café.
  • Infusiones y chocolates entre otros
  • Mantenimiento muy sencillo

Contras

  • Si sois más de 6 el deposito se queda pequeño
  • Algunas marcas blancas no son compatibles

2. DeLonghi Dolce Gusto Piccolo

Una cafetera de cápsulas Dolce Gusto con la que puedes variar de bebida.
Cápsulas: Dolce Gusto

Medidas: 28x15x22 cm

Depósito: 0,6 L

Tazas: 1

Pros

  • Es pequeña, ideal para cualquier espacio
  • Su precio, es económico, pero buena
  • Calienta muy rápido desde su encendido
  • Prepara diferentes bebidas además de café.
  • Infusiones y chocolates entre otros
  • Mantenimiento muy sencillo

Contras

  • Es manual, debes pararla cuando termine el café

3. Philips Senseo Original XL

Una gran máquina con cápsulas Senseo para cafeteros con conciencia ecológica.
Cápsulas: Senseo Marcilla

Medidas: 22x46x37 cm

Depósito: 1,2 L

Tazas: 2

Pros

  • Las monodosis son económicas
  • Su precio, es económico, pero buena
  • Deposito grande
  • Puedes hacer dos cafés a la vez
  • Mantenimiento muy sencillo

Contras

  • Las capsulas no se encuentran en todos los supermercados

Nuestras recomendaciones

La mejor cafetera express: De Longhi Magnifica

El fabricante italiano se apoya en toda su experiencia para desarrollar una de las mejores cafeteras a presión del mercado, la superautomática DeLonghi Magnífica.

Una cafetera de gama media-alta que incluye prestaciones que justifican sobradamente su precio:

  • La doble tolva que permite usar café en grano y molido: para que puedas disfrutar de toda la fuerza de un café expreso aunque tomes descafeinado ¡esta opción no la tienen muchas cafeteras, y nos encanta!
  • El molinillo automático integrado: café recién molido cada mañana, en la cantidad adecuada para tu taza, en el que puedes ajustar la molienda para que quede justo a tu gusto.
  • Las opciones de personalización de tu café: además del grosor de la molienda, con los 13 programas que incorpora el molinillo, puedes elegir un café largo, medio o corto, aroma suave o fuerte, temperatura más o menos alta… Porque, a pesar de ser automática, te permite ajustar manualmente cada detalle de tu bebida.

En definitiva, una opción extraordinaria para conseguir tu café en casa sin volverte loco con todas las opciones de una cafetera express manual. Eso sí, prepara la cartera, porque si quieres funcionalidad, hay que pagarla.

La mejor cafetera express barata: Cecotec Power Expresso

El objetivo es disfrutar de un café “como de cafetería” pero sin dejarse la cartera en el intento, ¿verdad?

Por eso, la elección de la mejor cafetera express barata ha sido muy sencillo: sin duda, la Cecotec Power Expresso.

Y te preguntarás, ¿por qué “sin duda”? Porque todo lo que aporta, al precio que tiene, es una gran oportunidad:

  • Se usa con café molido que hay que cargar manualmente, lo que te permite hacerte también un expreso descafeinado, para controlar la dosis diaria de cafeína.
  • Puedes hacer un solo café o dos al mismo tiempo, si te apetece disfrutarlo en compañía.
  • Gracias al tubo vaporizador, puedes preparar infusiones o espumar la leche para disfrutar un maravilloso capuccino o café latte.

Una gran elección al mejor precio para comenzar a disfrutar de tu experiencia como barista. Eso sí,  hazle sitio en tu encimera, porque todas estas opciones necesitan un poco de espacio.

La mejor cafetera de cápsulas Nespresso: Nespresso Krups Pixie

Vaya por delante que la cafetera Krups también nos gusta mucho, y tiene una buena relación calidad-precio.

Sin embargo, nuestra recomendación es la Nespresso Pixie por varios motivos:

  • Porque el café sale estupendo. Si la materia prima es de calidad, vas a conseguir un café con crema y un aroma que te pondrá de buen humor por las mañanas.
  • Porque puedes usar tazas grandes. Es quizá uno de los puntos que menos nos convencen de la Krups Essenza, y que la Pixie soluciona fácilmente. La base antigoteo se pliega para que puedas poner tu tazón de café con leche, y no tengas que manchar un vaso extra.
  • Porque el depósito es grande y cómodo. 0,7 litros que puedes rellenar sin tener que sacar el depósito para meterlo debajo del grifo.
  • Porque es muy bonita. El toque metalizado, disponible en varios colores, luce en cualquier cocina. La Nespresso Pixie tiene un diseño estupendo y funcional, no ocupa demasiado… y si lo hace es para llamar la atención de forma positiva.

Nos cuesta sacarle algún pero a esta cafetera, que cumple perfectamente con lo que se espera de una máquina Nespresso.

Vale que es un poco ruidosa, algo que debes tener en cuenta sobre todo si eres de los que madrugan y quieres un café cuando el resto de la casa no se ha levantado. De todos modos, es un rasgo común de este tipo de electrodomésticos: no vas a encontrar ninguno totalmente silencioso.

La mejor cafetera de cápsulas no Nespresso: Dolce Gusto Piccolo

Aunque el rey del mercado es sin duda Nespresso, hay otras marcas que cumplen su misión igual de bien, y este es el caso de la De Longhi Dolce Gusto Piccolo.

Porque tiene una serie de características que la convierten en una elección más que acertada:

  • Una excelente relación calidad-precio, porque sin superar los 100€ (sin contar con las ofertas que puedas encontrar) realiza su función con nota.
  • Tiene opción multibebida, que te permite preparar otras bebidas, además del café: en el mercado encontrarás cápsulas de chocolate, café con leche, infusiones… Así que podréis usarlo toda la familia (o todos los de la oficina). ¡Y esto incluye bebidas frías!
  • Es compacta, mucho más pequeña que otros modelos de la misma familia, pero eso no le resta ni un ápice de potencia. Tienes prácticamente las mismas funciones que en otras Dolce Gusto, pero en menos espacio.

Si hay que buscarle una pega, sería que es manual; es decir, no se detiene cuando termina de hacer el café, sino que hay que apagarla. Esta función sí la tienen otras Dolce Gusto de gama superior, pero claro, hay que pagar por ello. Tú decides si te compensa.

Guía para comprar tu cafetera express

Los apasionados del café espresso tienen un sinfín de opciones para preparar su bebida favorita.

Esto, en realidad,  lo hacen un montón de máquinas de café muy diferentes: puedes usar una cafetera italiana, francesa, americana, napoletana, express, automática, semiautomática, de émbolo, con autolimpieza, calienta leche, monodosis, con detector de cal, o cafeteras que también hacen infusiones.

¡Tranquilidad! Elegir es más sencillo de lo que parece, solo tienes que decidir cuál es tu prioridad al hacer el café.

Características a tener en cuenta para escoger tu cafetera

¿Cómo se hace un buen café expreso?

Taza de café expreso

Para hacer un espresso, una cantidad limitada de agua hirviendo pasa a presión a través del café de molienda fina y comprimido, y se obtiene, casi al instante,  un café intenso con una sabrosa corona marrón dorado.

Los expertos más puristas consideran que preparar un espresso es todo un ritual que combina el arte y técnica. Y como todo ritual tiene sus propias reglas:

  • Cantidad mínima de café por taza: entre 7 y 8 gramos
  • Temperatura del agua: varía desde los 88 a los 92ºC
  • Presión mínima de agua (cuando pasa a través de la molienda): idealmente, 9 bares.
  • Tiempo de preparación: entre 20 y 30 segundos

Todo esto parece demasiado complicado para un simple café ¿verdad?

Para eso tenemos un montón de máquinas que ajustarán automáticamente todas estas variables, para que tú solo tengas que preocuparte de disfrutar de tu café.

Cualquier cafetera que elijas debe calentar el agua, generar la presión adecuada y marcarte la cantidad idónea de molienda. Sin embargo, no todas lo hacen en el mismo tiempo, gastan la misma electricidad, cuestan lo mismo o se limpian igual. Por supuesto, tampoco se obtiene el mismo resultado.

Así que piénsate bien cómo te gusta el café y de qué presupuesto dispones y elige la mejor cafetera express para ti.

¿Qué tipos de cafeteras hay en el mercado?

Aunque solo se consideran como “express” las cafeteras a presión que hemos analizado en este artículo, ya que preparan muy rápido el café, existen otros tipos de cafeteras que ya se usaban desde mucho antes.

1. Cafetera italiana o moka

Cafetera italiana

Esta es la cafetera que todos tenemos o hemos tenido por casa, la de toda la vida.

Es una cafetera en dos cuerpos. Uno inferior donde se introduce el agua y se coloca un cacillo en forma de embudo con el café molido y un cuerpo superior al que sube el agua cuando hierve, infusionando la molienda.

La presión es muy baja (aproximadamente 1’5 bar), por es necesita bastante tiempo para filtrar todo el agua por el café molido, pero su mejor virtud es la simplicidad de su uso y lo poco que ocupa.

Y por supuesto, su precio: puedes encontrarlas desde 7 €, aunque dependiendo del material de fabricación o del fabricante, pueden sobrepasar los 100 €.

El sabor del café depende de la cantidad de molienda y del prensado en el cacillo. Como siempre, que la materia prima sea de calidad es fundamental para conseguir un buen resultado final.

Además, hay tamaños para todos los gustos, desde una taza hasta 12, aunque las más habituales son las de 6 tazas.

Eso sí, el café recalentado ya no es lo mismo, así que elige el tamaño que realmente necesites. Es preferible que prepares una segunda cafetera si te has quedado con ganas de más.

2. Cafetera francesa o de émbolo

También bastante popular y económica, aunque el proceso de elaboración es un poco más largo que en una cafetera italiana. Pero no mucho más, descuida.

Se trata de un envase cilíndrico, normalmente de vidrio, en el que se echa el café molido y, sobre este, el agua casi hirviendo. Este “casi” es importante: si añades el agua hirviendo, puedes “quemar” la molienda y el resultado será un café amargo.

Se coloca encima la tapa (que tiene un filtro de metal), y tras dejar infusionar 3 o 4 minutos, se baja el émbolo lentamente, empujando el café molido al fondo. La molienda no debe ser demasiado fina, para evitar que traspase el filtro.

Como se trata de una elaboración por infusión, si quieres un café con cuerpo, elige una variedad intensa que evite que resulte un expreso demasiado suave.

Y en cuanto a precio y mantenimiento, de lo más económico y sencillo. Por 10 € puedes tener tu cafetera y para limpiarla, puedes meterla en el lavavajillas sin problema. También te recomendamos que, de vez en cuando, desmontes el filtro para limpiarlo en profundidad.

3. Cafetera americana o de goteo

Cafetera de goteo

La típica cafetera de las películas americanas, seguro que la has visto mil veces, esa jarra de cristal con la que rellenan una y otra vez las tazas de los clientes de la cafetería.

La verdad es que no deberíamos incluirla como cafetera express, porque en realidad no hay presión propiamente dicha, pero te la explicamos porque es muy práctica y fácil de usar.

La máquina tiene un depósito de agua que al calentarse pasa por el  filtro que contiene la molienda (suele ser de papel) cayendo gota a gota en una jarra e infusionando de este modo el café. Si la molienda es muy gruesa, el agua no llega a empaparla por completo y el café final tendrá un sabor aguado.

La jarra está colocada sobre una resistencia que mantiene el café caliente de continuo, lo que hace que no sea especialmente rico tras recalentarse varias veces.

De hecho, el café de estas cafeteras es incluso despreciado por los baristas más exigentes, pero tienen una gran ventaja: son muy prácticas. No hay que estar pendientes de ellas e incluso se pueden programar para que el café esté listo justo cuando lo necesitamos.

¿A quién no le gusta despertarse con el olor de un café recién hecho?

Hay modelos realmente económicos, y puedes tener tu cafetera desde 15 €. Eso sí, recuerda no ser muy exigente con el sabor.

4. Cafetera de cápsulas

Cafetera de cápsulas

Aunque existen desde los 80, la revolución de las máquinas de café expreso de cápsulas monodosis saltó en los primeros años del siglo XXI, de la mano de Nespresso (y George Clooney, por supuesto, What  else?).

Son muy, muy sencillas de utilizar, porque solo tienes que poner la cápsula que quieras, darle al botón y tu café está listo en segundos.

B07GQKR88T
B00G5YOVZA
B00J99F8KU
B08717WZHT
B07M8J4ZXK
B06XJ4G828

Es la opción favorita de oficinas y centros de trabajo, porque ocupan poco y su limpieza y mantenimiento tienen cero complicaciones y además permite adaptarse a todos los gustos, porque hay muchísimas cápsulas de diferentes sabores e intensidades en el mercado.

Y aquí es donde está el truco para orientarse con estas máquinas express: tienes que fijarte en las cápsulas.

5. Cafetera express (sin cápsulas)

Cafetera express

Empezamos con las palabras mayores: estas cafeteras son las que se parecen a las de los bares y cafeterías, pero en su opción doméstica.

Lo que hacen es calentar el agua para que alcance mucha presión y hacerla pasar por el cacillo con el filtro donde está el café. Este cacillo suele estar en un portafiltro con un brazo característico, que se gira para encajarlo y apretarlo en la cafetera.

El resultado es un café cremoso, intenso y con mucho cuerpo, a la altura de las exigencias de los más cafeteros.

Además, muchos modelos incorporan un tubo vaporizador para calentar la leche y poder añadir una buena capa de espuma sobre tu café expreso, si lo deseas.

Cada vez son más populares, por eso hay numerosos modelos entre los que elegir. Vamos al lío:

  • Cafeteras express automáticas: las más sencillas de usar porque lo hacen prácticamente todo solas. Incluso echar el café en el filtro, porque incluyen un molinillo automático que muele la cantidad justa de café que necesitas para cada elaboración.

    Esto implica, claro, que debes usar café en grano.Esto puede suponer un problema para quienes quieran controlar al detalle todo el proceso del café, porque no podrás modificar la  cantidad de café o la presión, salvo en modelos con precios desorbitados.Un punto a tener en cuenta al elegir una de estas máquinas es la calidad del molinillo. 

    A mejor molinillo, más cara será la cafetera. Los modelos de alta gama te permiten regular la calidad y el nivel de molienda y dosificar la cantidad de café por taza (entre 7 y 8 gramos).El mayor hándicap a la hora de elegir una de estas máquinas de café es su coste: incluso los modelos más sencillos no suelen bajar de 100 € y los mas pro pueden sobrepasar los 1000 €.

    Pero eso sí: el espresso que te vas a tomar es realmente bueno (si usas un café en grano de buena calidad) y hacerlo te va a costar el mínimo esfuerzo.

  • Cafeteras express manuales: te permiten controlar toda la elaboración, porque eliges el café, la cantidad, lo presionas tanto como quieras y decides la cantidad exacta de agua o leche que le añades. Es decir, que te tienes que encargar tú de todo, lo cual puede ser una ventaja, si eres un cafetero exquisito, o una desventaja, si no tienes mucho tiempo para dedicarle.Pero si eres un barista exigente, es tu opción, sin duda.

    La que te permite ser todo lo sibarita que desees con tu café. Además, son más económicas que las automáticas, lo cual es otro punto a su favor. Hay modelos manuales que pueden funcionar también con café en grano e incluso con cápsulas monodosis.

    Estéticamente son muy atractivas y suelen estar fabricadas en acero inoxidable y/o aluminio, lo que las hace muy resistentes y duraderas.No olvides mirar la capacidad del depósito de agua (para calcular cuántos cafés puedes hacer sin rellenarlo de nuevo).

    Luego puedes fijarte en los “accesorios”: si incluye o no el tubo vaporizador para la leche, apagado automático, filtro de agua… Si puedes hacer espuma en la leche, igual te animas a hacer alguna de estas pequeñas obras de arte:

Evidentemente, cuantas más funciones incorpore la cafetera manual, más cara será, pero puedes encontrar máquinas de calidad por menos de 100€, un precio impensable para una automática.

Tipos de cápsulas para café expreso

Porque no todas las cápsulas sirven para todas las máquinas. Esto, si no eres un purista acérrimo defensor de una marca concreta, puede ser una gran limitación para dar rienda suelta a  tu afición por la cafeína.

Básicamente, hay 4 grandes fabricantes en el sector: Nespresso, Dolce Gusto, Tassimo y Marcilla Senseo. Son tan potentes que hay fabricantes de electrodomésticos que comercializan máquinas de café expreso compatibles con alguna de estas 4 cápsulas (DeLonghi, Krups, Philips… ). No descartes ninguna de estas otras marcas, porque suelen tener una gran relación calidad-precio.

Pero vamos con los 4 actores principales:

1. Nespresso

Es, sin duda, la más conocida y también la que dispone de mayor variedad de cápsulas de café.

Pertenece al grupo Nestlé y es la que mejor imagen de marca tiene.

Todas las cafeteras Nespresso funcionan con las mismas cápsulas, sea cual sea el fabricante.  Los depósitos de agua, dependiendo del modelo, contienen entre 0,7 y 1.2 l.

Por su diseño y su gran inversión en publicidad, tienen fama de caras, pero esto no es del todo cierto, ya que hay opciones para todos los bolsillos.

Las cápsulas originales sí son bastante caras y solo puedes conseguirlas en las tiendas oficiales (online o físicas). Sin embargo, en la mayoría de los supermercados hay ya cápsulas compatibles a un precio más asequible.

Frente a otro tipo de cápsulas, Nespresso se ha posicionado claramente en el mercado del café. No hay más combinaciones. Si quieres café con leche, infusiones o chocolate, pasa al siguiente punto.

2. Dolce Gusto

Curiosamente, también pertenece a Nestlé, pero está enfocada a otro sector y ofrece otras prestaciones. Una de las más atractivas es que no se limita a capsulas de café, sino también chocolates, tés, bebidas frías, cafés con leche… Esta característica la hace especialmente atractiva para centros de trabajo, porque hay una amplia oferta de bebidas para satisfacer todos los gustos.

Además, sus opciones más económicas son incluso más accesibles que la gama más baja de Nespresso y puedes adquirir algún modelo básico por menos de 50 €.

Dentro de las Dolce Gusto hay modelos manuales (que tienes que parar cuando tengas la cantidad de bebida que deseas) y modelos automáticos (que se detienen solos, preseleccionando previamente la cantidad e intensidad de café que deseas). Realmente, la calidad del café final es muy similar, así que la elección de un modelo manual o automático es más bien por cuestiones económicas (las manuales son más baratas) o puramente estéticas.

Su mayor inconveniente deriva de su gran versatilidad: puede preparar muchas bebidas diferentes, así que tendrás que comprar varios paquetes hasta dar con la tuya. ¡Ah, y no tiene depósito para las cápsulas usadas! Hay que retirarlas a mano después de cada uso.

3. Tassimo

Es una marca del fabricante de electrodomésticos Bosch, lo cual ya es una garantía en sí mismo.

Tienen un punto diferenciador importante, apostando por la tecnología: sus cápsulas (llamadas T-Disc) llevan un código de barras que es leído por la cafetera para preparar cada bebida con la cantidad justa. Así no hay que estar pendiente de la máquina en absoluto, lo que la hace muy cómoda de utilizar. Aunque si quieres darle “tu toque” al café, también tienes opción de ajustar manualmente la cantidad de café.

Lo mejor de las cafeteras Tassimo es que son realmente económicas. Por menos de 30€ puedes tener tu cafetera en casa. Además es la que más variedad de bebidas ofrece (cafés, chocolates, infusiones…), lo que le da otro punto positivo.

A cambio, el inconveniente: no disponen de depósito para las cápsulas usadas y no hay marcas blancas compatibles.

4. Marcilla Senseo

Es una marca del fabricante Philips. Su principal diferencia respecto de las anteriores es que utiliza monodosis de café Marcilla (una especie de bolsitas de papel) en lugar de capsulas. La segunda gran diferencia es que cuestan aproximadamente la mitad que otras cafeteras express, y las monodosis son también más económicas que las capsulas.

No son las máquinas que te ofrecen el café de mejor calidad, pero sus elaboraciones tienen la relación calidad-precio más ajustada.

En cuanto a diseño, todas las cafeteras son algo más grandes que las del resto de fabricantes, lo que les da más estabilidad que a otros modelos.