Cómo moler café en casa correctamente 2021

Cómo moler café en casa correctamente

¿Quieres saber cómo moler café en casa correctamente? Moler los granos de café en casa, es esencial para obtener una taza de café perfecta. Aquí vas a encontrar algunos consejos que te ayudarán para que no estropees un buen café por una molienda incorrecta.

¿Por qué hace falta moler el café?

Es muy encillo. Necesitamos moler el cafe para que el agua pueda extraer todas las propiedades del café. Si el café, está en forma de grano no seremos capaz de lograrlo.

Pero, tienes que tener cuidado, ya que, cada tipo de cafetera necesita un tipo de molido concreto.

También tienes que tener cuidado, al elegir un buen molinillo de café que no aumente la temperatura del café mientras lo muele.

Cómo moler moler granos de café en casa correctamente

1. Siempre debes moler los granos de café junto antes de prepararlo

El café una vez molido comienza a perder sus aromas inmediatamente. Por esta razón, debes comprar café en grano y molerlo en casa justo antes de prepararlo. Guarda los granos en un recipiente hermético, hasta el momento que vayas a hacer café, así obtendrás mejores resultados.

2.-Consistencia del molido

La consistencia del molido es la clave, cuando se trata de moler los granos de café. La consistencia del molido que necesitas dependerá de cómo quieras preparar tu café.

  • Cafeteras francesas o de émbolo: Molienda gruesa. Muy importante que el molido no quede demasiado fino, o parte de la molienda puede llegar a atravesar el filtro de estas cafeteras.
  • Cafeteras de goteo: Molienda media. En este caso, podemos usar este tipo de molienda sin problema en estas cafeteras.
  • Cafeteras italianas: Molienda fina. Pero no tan fina, como para las cafeteras espresso. No es necesario prensar el café en este tipo de cafeteras.
  • Cafeteras espresso: Molienda fina. Lo mejor para este tipo de cafeteras.
  • Cafeteras turcas: Molienda extra fina. Es la clave, de que el café turco esté tan fuerte.

Ten en cuenta que no solo depende del tipo de molienda, el sabor de tu café, también se ve influido por la temperatura de preparación y por el tiempo que tardamos en preparar el café. Mira la siguiente tabla:

Sabor del caféTiempo de preparaciónTemperatura del aguaMolienda
AgrioAumenta el tiempo de preparaciónMenos temperaturaMás fina
AmargoDisminuye el tiempo de preparaciónMás temperaturaMás gruesa
  • Si la extracción de café que se produce es demasiado elevada, se consigue una taza de café amarga y sin sabores.
  • Si se produce poca extracción de café, se consigue una taza de café agria, ácida y hasta algo salada.

En ambos casos tu taza de café no va a estar nada buena y no vas a poder disfrutar de ella.

3.-Pesa los granos de café

Es importante pesar el café para poner la cantidad necesaria para conseguir siempre una buena taza. Una buena taza de café para trabajar es de 16 ml de agua y 1 de café.

Una balanza de cocina pequeña es una gran herramienta a utilizar para mantener tus medidas exactas. Además de preparar una deliciosa taza de café, la medición te asegurará que nunca mueles más de lo necesario.

3. Elegir correctamente el molinillo

Los métodos para moler granos de café más comunes son: con un molinillo cónico; consiste en dos muelas cónicas que aplastan consistentemente los granos de café. Si la distancia entre las muelas cónicas se reduce, la molienda es más fina. Este tipo de molinillo es muy recomendable.

También está el molinillo con láminas, otro de los métodos más comunes, pero, no es recomendable. Este molinillo de láminas hace la molienda de los granos de café, con cuchillas giratorias que van en la parte inferior del recipiente.

Las cuchillas calientan mucho los granos de café, esto se produce por la alta velocidad a la que giran las cuchillas produciendo demasiada fricción, lo que, hace que se alteren las propiedades del café, y como resultado, una molienda muy inconsistente.Por eso, este método no es recomendable.

Deja un comentario